Sobre el café se han escuchado muchas habladurías sobre si es nocivo para nuestra salud pero lo cierto es que tiene propiedades que nos benefician y mejoran nuestra productividad.


Si no hemos dormido por la noche será difícil que nuestro celebro responda con agilidad, aunque nos tomemos un café para despejarnos, esto es debido a una molécula de la cafeína que limita el comportamiento de la adenosina.  La cafeína en este caso nos ayuda a no dormirnos y a mantenernos despiertos durante una jornada.
Otras de sus propiedades es la de ayudar a memorizar. Si tenemos un examen el día antes cuando estudiamos los apuntes podemos hacerlo tomando un café. Su efecto se logra mediante la cafeína que permite retener imágenes y conceptos en nuestra memoria durante 24 horas.
Los últimos estudios han concluido también, que las personas que toman café tienen mejor predisposición para colaborar con compañeros y hacerlos más participativos en el trabajo.
El café se debe beber con moderación, lo ideal es que cada uno controle su consumo de dosis diaria en beneficio propio sin llegar abusar ni que sea perjudicial para nuestra salud.