¡Que nunca falte un buen café!

Turín, 07/12/2009 – ¡Felicidades Lavazza y que sean muchos años más de anuncios! Tras cientos y cientos de cafés servidos en las nubes, la campaña Paradiso cumple 15 años. En este periodo de tiempo, los italianos han demostrado su pasión por la marca italiana, identificándose con la simpatía y la franqueza de los diversos intérpretes de esta serie de anuncios única, especial e incomparable. La aventura del Paradiso Lavazza empieza con el primer anuncio en 1995. En el capítulo donde, por primera vez, el café Lavazza hace su entrada en este lugar mágico, coinciden la imagen de Tullio Solenghi, apasionado consumidor de Lavazza, recién llegado de la tierra, y un extraordinario San Pedro, interpretado por el actor Riccardo Garrone. El dialogo entre los dos se centra enseguida en el café y al poco tiempo también San Pedro está tentado de probar la exquisitez del café Lavazza.

A partir de este primer capítulo se van desarrollando, a lo largo de los años, todos los demás, según una idea de comunicación fuerte y reconocible. Las nubes suaves, el cielo siempre azul, los ángeles hermosos y los diálogos divertidos entre el actor y San Pedro se van convirtiendo en una especie de “telelugar” inmaterial del que nacen historias relatadas alrededor de las famosas tazas de espresso, donde los actores nunca renuncian a una pausa agradable y, a pesar de ser divertidos y alborotadores, tienen las ideas claras sobre cómo debe ser un excelente café al estilo italiano. En 2000, Tullio Solenghi es reemplazado por la famosa pareja formada por Paolo Bonolis y Luca Laurenti; la unión entre la marca italiana y la pareja resulta ser otra vez la elección correcta y apreciada por los consumidores.“La campaña Paradiso se basa en una idea clave muy sencilla y exitosa”, explica Marco Testa, presidente de Armando Testa, la agencia que ha concebido la campaña. “Un hombre llega al paraíso, encuentra a San Pedro y le ofrece su café.

Desde entonces en el paraíso se bebe sólo café Lavazza. Un café tan rico como para ser codiciado también en el paraíso, lugar símbolo del placer, de la perfección y de la exquisitez”. Los más de sesenta capítulos de la serie presentan un sinfín de ideas narrativas y chistes graciosos que han animado el Paradiso Lavazza, convirtiéndolo año tras año en una cita esperada por el público con alegría y curiosidad.

La campaña es un éxito único en Italia, por continuidad y popularidad. Los valores en los que se basan las historias –humanidad, cordialidad, simpatía y humor– encajan perfectamente con la sencillez del esquema narrativo. La afortunada combinación de estos elementos, junto con las inversiones publicitarias desde hace años y también el vínculo especial que une sus protagonistas, Bonolis y Laurenti, al público, ha permitido a los italianos identificarse emocionalmente con el Paradiso Lavazza. De hecho, hace unos años, el diario financiero italiano Il Sole 24 Ore lo proclamó como el anuncio italiano que más se recuerda. A menudo los estudios lo han colocado en primer lugar por su reconocimiento y popularidad (con picos superiores al 95% de los entrevistados), juzgándolo cada vez "gracioso", "relajante", "diferente", “agradable”, “atractivo", "variado".

Durante los quince años de rodaje, detrás de la cámara se han alternado muchos importantes directores italianos, como Alessandro D'Alatri, Gabriele Salvatores, Daniele Luchetti y Umberto Riccioni, que con su maestría han sabido mantener intactos en el tiempo los valores simbólicos y la metáfora del paraíso, creando una campaña memorable. “Nuestro Paradiso –remarca Giuseppe Lavazza, vicepresidente del Grupo Lavazza– es más que una campaña, es un concepto al que todos tenemos apego y forma parte de nuestra imagen de marca.

Representa una cita fija en los hogares de los italianos que ha reforzado el vínculo afectivo entre nuestra empresa y los consumidores, haciendo de los graciosos chistes en las nubes un patrimonio de nuestra marca de pleno derecho. La popularidad de nuestra campaña va creciendo año tras año y nos ha permitido consolidar en el mercado nuestros productos, destacando la excelente calidad de nuestro café y apoyando, a partir de 2007, el lanzamiento del innovador sistema A Modo Mio. Precisamente en esta época navideña se está emitiendo el nuevo capítulo dedicado a nuestra máquina espresso y a sus cápsulas”.