Lavazza con te partirò: 20 años, 240 meses, 170 imágenes. Desde hace 20 años Lavazza firma calendarios únicos que se han convertido en portavoces de excelencia.

Junto a los maestros de la fotografía internacional, desde hace 20 años Lavazza firma calendarios únicos que se han convertido en portavoces de excelencia para la empresa, no solo en Italia, sino en el mundo.

«Año tras año, la relación entre el café Lavazza y la fotografía ha ido reforzándose y consolidándose» –recuerda Francesca Lavazza, Directora de Imagen Corporativa del Grupo– «Ambos son hijos de nuestra época y generadores de energía, semejantes por su rápido consumo, copias perfectas de sí mismos: la fotografía, como el café, siempre crea una relación entre quien la produce y quien la disfruta».

Y desde 1993, los extraordinarios fotógrafos que llevan adelante esta aventura con Lavazza han compartido el entusiasmo, la pasión y la tensión hacia la máxima calidad. Gracias a todos ellos el Calendario se ha transformado en un objeto de colección, y a partir de la edición 2002 –con las imágenes de David LaChapelle– se ha convertido en firma y signo estilístico de la campaña publicitaria internacional de Lavazza.

Desde entonces, las imágenes de los calendarios han bajado a las plazas más importantes del mundo, y han vestido los edificios de las mayores ciudades europeas convirtiéndolas casi en museos en plen air.

Helmut Newton, Ellen von Unwerth, Ferdinando Scianna, Albert Watson, David LaChapelle, Jean-Baptiste Mondino, Annie Leibovitz y Eugenio Recuenco son algunos de los nombres que han hecho posible este proceso y que hoy son homenajeados junto a Lavazza en una muestra de la Trienal de Milán que durará hasta el 9 de noviembre de 2011.

El proyecto Lavazza con te partirò se compone de una muestra, de una monografía fotográfica –editada por Rizzoli y Rizzoli International– y de un proyecto digital: hilo conductor común, el viaje y la seducción, con la figura femenina guiando un trayecto hacia un mundo paralelo. 
«Para celebrar este vigésimo aniversario hemos llamado a Fabio Novembre que, con su estilo onírico y pop, ha sabido crear un inesperado itinerario de relectura de las imágenes. Un viaje de seducción y gusto, placer y belleza, acompañados por las palabras de Vincenzo Cerami y por las ilustraciones de Milo Manara, que sin duda nos estimulará para seguir durante los próximos veinte años» –explica Francesca Lavazza.

«Lavazza –cuenta Fabio Novembre– es un apellido que se deja declinar en femenino y que, precedido por café, parece indicar una pareja caracterizada por algunos presupuestos indisolubles: el café Lavazza, que de hecho es una unión nacida en 1895 y que hoy genera 17 mil millones de tazas consumidas cada año en todo el mundo. 17 mil millones de momentos que presuponen el mismo sabor, pero que evocan entornos visuales totalmente distintos. Y quizás persiguiendo la magia de esos momentos, desde hace 20 años Lavazza sigue produciendo imágenes de autor que tienen siempre una taza de café como común denominador».