La Agencia Espacial Italiana con la colaboración de Lavazza Innovation Center y Argotec han diseñado la primera máquina de café para funcionar en el espacio.

"Un café espresso es lo que más echo de menos a bordo de la Estación Espacial Internacional." Este comentario lo habíamos escuchado varias veces de los astronautas italianos que desde hace 13 años trabajan en la Estación Espacial Internacional, su deseo, hoy por hoy ya se ha convertido en una realidad.

ISSpresso de Lavazza que es como se llama, consta de las siglas de la Estación Espacial Internacional (ISS) donde se ha instalado esta "cafetera" capaz de funcionar en un ambiente sin gravedad. Es el primer sistema de espresso a base de cápsula capaz de trabajar en condiciones extremas en el espacio, donde los principios que regulan la dinámica de fluidos de líquidos y mezclas son muy diferentes de los que son típicos en la Tierra. Los investigadores han sustituido el tubo de plástico que por lo general transporta el agua caliente dentro de una máquina normal de espresso por un tubo de acero, haciendo que la unidad sea capaz de soportar una presión de 400 bar.
Su diseño permite realizar cafés espressso, cafés largos, tés, infusiones y caldo. También, otra de sus funciones es la de rehidratar algunos alimentos.
El líquido se dispensa en una bolsa de plástico dónde el astronauta puede disfrutar de su bebida a sorbos mediante una pajita.

El pasado noviembre Samantha Cristoforetti se convirtió en la primera mujer italiana en viajar al espacio de la Estación Espacial Internacional y también en la primera astronauta de la historia en probar un auténtico café espresso italiano en órbita.